Blog de wilsonmolinares

El Todo y la Nada

Sentados sobre dos inquietudes charlaban la Nada Absoluta y el Todo Existente.

El todo existente dijo luego de un largo suspiro:
-. Estoy tan complacido y satisfecho de todo cuanto soy, pues soy absolutamente todo y todo cuanto existe me debe su existencia. Aunque en lo mas profundo de mi, siento pena por ti mi amiga Nada.

-. Pena!- Exclamo la Nada Absoluta - ¿Por qué has de sentir pena por mi?

El Todo existente la miro y dijo:
-. Pues porque no eres absolutamente nada, y tú existencia se debe solo al espacio olvidado por mi creación.

La Nada Absoluta sonrió y dejo escapar un haz mágico, que viajo en el horizonte infinito y se mezclo con la luz de las galaxias, luego dijo:
-. Amigo Todo, ¿que vez allí?

El Todo existente se levanto de la inquietud en la que estaba sentado, y mirando al horizonte dijo:
-. Veo la luz de las galaxias, que con su brillantez ilumina todo lo existente.

-. TODO! – Interrumpió la Nada absoluta – Entre cada rayo de luz existe un espacio vació que separa a uno del otro, por tanto, existen tantos rayos de luz, como espacios vacíos entre ellos. Lo que iguala tu creación a la mía.

El Todo Existente volvió a sentarse y medito sobre su posición durante pocos eones de tiempo, luego dijo:

-. Entre cada rayo de luz existe un rayo de oscuridad que separa a uno del otro... Pero la oscuridad es un ente existente y por tanto solo pertenece a mi creación. Lo que me hace creador de todo cuanto existe.

-. TODO! – Interrumpió nuevamente la Nada, parándose de la inquietud donde estaba sentada.

-. No todo cuanto existe ha sido creado por tu existencia , te citare algo para que recuerdes.

“ EN UN PRINCIPIO NO EXISTIA NADA, Y DIOS CREO...”

La Nada suspiro y continuo diciendo:

-. Si no existía nada y el Todo Poderoso comenzó a crear tú existencia. ¿Quién creo al Todo Poderoso?.- La Nada volvió a suspirar y dijo con cierta sonrisa.

-. ¿Quién mas si no YO?, que era el único ente existente.

El Todo Existente también sonrió y dijo:
-. Debo admitir que tienes razón en lo que dices, a pesar de haberme tomado el trabajo de cubrir con oscuridad cada espacio vació para que tu existencia, quedara ocupada con mi creación, no puedo cubrir con oscuridad la existencia del Todo Poderoso y no puedo comparar tu creación con la mía... Pero si para ser creado el Todo Poderoso fue necesaria tu presencia, esto comprueba que eres un ente existente, y eso te hace complemento ínfimo de mi absoluta existencia.

-. O a ti parte de la mía.- Dijo la Nada.
-. No te entiendo.- Respondió el todo.
-. Claro que no puedes entenderlo, pues tu entendimiento se limita solo a las cosas que existen mientras que la Nada cubre Todo lo existente. Tu creación es solo lo que existe y no notas que la mía, es hacer que la tuya tenga algún sentido.

El Todo Existente, que era muy sabio y paciente se apoyo sobre la inquietud, y dejo viajar su visión hasta alcanzar el umbral del infinito.
Sonrió nuevamente y susurró:
-. Pero, ¿qué sentido puede tener tu existencia sin la mía?. Tu inexistencia es lo que verdaderamente me da sentido...
Luego alzó la voz como un trueno y dijo:
-. Todo ente existente es parte de mi, todo aquello cuanto no existe te corresponde y ambos pertenecemos inevitablemente a la existencia inexistente del Todo Poderoso.

La Nada soltó una carcajada y abrazando al Todo Existente le dijo:
-. Seria una tontería filosofar sobre la existencia de las cosas que no existen.

Luego ambos sonrieron y dijeron al Universo:

-. Seria una tontería filosofar sobre la inexistencia de las cosas existentes.

Ambos se marcharon hacia el espacio infinito, y las dos inquietudes abandonadas se fortalecieron, y sobre ellas florecieron flores de inexistencia que adornaron el jardín del reino, en donde habitaba aquel ente que a pesar de su inexistencia es posible todo lo que existe, El Todo Poderoso

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: